Amo a Laura

Se trataba de un video en el que unos chicos, los hapiness, decían “Amar a Laura” pero preferían esperar al matrimonio. Lo que estaba claro era que pronto alguien se reiría, le parecería curioso y en tono burlesco se lo enviaría a sus conocidos y …pum!! Empieza la carrera del Marketing Viral.

La grandeza del video es que en una sociedad en la que los jóvenes disponen de una mayor independencia sexual, en la que los problemas de heterosexualidad, homosexualidad o bisexualidad conforman una parte muy importante de sus discursos, desacuerdos y acuerdos…surge un video retro en el que se exaltan valores de dos generaciones anteriores. Valores como el sentimiento cristiano-católico, la familia y el respeto al matrimonio y que pelean, obviamente, con el contexto social actual.

La letra del Hit:

Hagamos juntos este crucigrama.
Aplacemos lo otro para mañana.
Cantar contigo me llena de alegría (shálala, shálala).
Dejemos todo lo demás para otro día.
Quisiera besarte pero sin ensuciarte.
Quisiera abrazarte sin dejar de respetarte.
Amar es saber esperar, saber esperar, saber esperar.

Amo a Laura pero esperaré hasta el matrimonio.
Amo a Laura pero esperaré hasta el matrimonio.

No voy a arrancar esa flor, quien la destruya no seré yo.
Joven, recuerda que el amor nace del respeto.
Que no hay nada más hermoso
en una pareja que saber esperar juntos ese momento maravilloso que es la consumación de un amor.
Tu paciencia tendrá recompensa.

Amo a Laura pero esperaré hasta el matrimonio.
Amo a Laura pero esperaré hasta el matrimonio.

No voy a arrancar esa flor, quien la destruya no seré yo.

En “Amo a Laura” se repiten otra vez los parámetros del Marketing Viral:

Campaña con originalidad, inusualidad y la fuerza suficiente para que el impacto genere la necesidad de comunicarlo a su red social.

El objetivo de las campañas de Marketing Viral no es otro que el explotar las redes sociales existentes con el fin de producir incrementos exponenciales en el conocimiento del producto y “Amo a Laura” fue un auténtico éxito al que le surgieron emuladores por todos lados que lograron crear el verdadero efecto viral.

La versión de Buenafuente:

Amo a España por los Pepines:

La campaña de Marketing Viral la realizó BBDO para la cadena MTV .

Categoría: Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies